SEMBRANDO AMOR Y CONCIENCIA

domingo, 19 de julio de 2009

Medellín, ciudad de poesía y no de violencia

Visite el siti9o oficial del festival:

http://www.festivaldepoesiademedellin.org/pub.php/es/Intro/index.htm

Cecilia Hernández>Latino/Medellín: Nadie se hubiera imaginado que aquella ciudad en la que los jóvenes soñaban con forjarse un futuro a base de narcotráfico y delincuencia, es la misma ciudad en la que sus habitantes sueñan con los versos que cantará mañana algún poeta de algún desconocido rincón del mundo.

En la década de los 80 nadie apostaba por una ciudad que, desde lejos, se veía hundirse en la miseria de su propia ambición. Ya nadie ni siquiera oraba por la salvación de la ciudad de Medellín, pues era inminente su autodestrucción. La mafia, el narcotráfico y la violencia eran desayuno, comida y cena de los ciudadanos. Entonces, ¿quién iba a ser el loco en atreverse a pensar que en un lugar así, lleno de miedo y muerte, nacería al menos un espacio para cantar versos de amor, de resistencia, de oposición, e incluso de apasionante erotismo?

VERSOS PARA RESISTIR

Y entonces, el milagro ocurrió. Como si su propia muerte fuera su fuente de vida, Medellín resucitó del terror y la ciudad nació de nuevo en un lugar diferente, un lugar en el que hasta su nombre inspira poesía.

Fue 1991 el año en el cual nació el Festival Internacional de Poesía de Medellín como posibilidad de “ofrecer una pausa liberadora en medio de incontables asesinatos y de delincuencia común”, según explicó el director del evento, Fernando Rendón.

Hoy, al celebrarse la decimonovena edición de este evento, se hace evidente la lucha de una ciudad por cambiar su vida. Sesenta y cinco autores de 43 países llegaron a Medellín para confirmar que hay vida después de la muerte y que en esta ciudad la poesía también es posible.

No en vano, este evento ha reunido durante sus cerca de 20 años a 863 poetas de 143 países, y está financiado por la alcaldía de Medellín, el Ministerio de Cultura de Colombia, los Gobiernos de Alemania y Suiza, y las embajadas en Colombia de España, Suecia, Francia e Italia. En cada rincón de la ciudad, sin importar su condición social o económica, se elevaron hacia el aire las palabras que hilaron los poetas que participaron en el certamen.

El XIX Festival Internacional de Poesía contó con una programación muy variada. Cerca de 150 mil espectadores se repartieron entre las lecturas colectivas e individuales de poemas (en voz alta y traducidos), los recitales, los talleres y las conferencias, actividades que se regaron por los rincones de la ciudad, en recintos cerrados, y al aire libre.

Ahora, la ciudad ya no alcanza para saciar las ganas de poesía que tienen los colombianos, por ello la ministra de Cultura de Colombia, Paula Marcela Moreno Zapata, expresó durante la clausura su intención de “llevar el Festival de Poesía a todas las ciudades del país, a través de un encuentro entre el Festival y el Programa de Literatura del mismo Ministerio”. El teatro al aire libre Carlos Vieco, lugar donde se realizó el cierre del evento, se sacudió en aplausos al escuchar esas palabras. Era tanta la multitud, no sólo en esa, sino en todas las actividades que se ejecutaron durante esta edición, que el poeta italiano Guido Oldani no encontró una mejor manera de expresar su sorpresa que comparándose con un futbolista: “al ver la cantidad de gente reunida, pensé que esto sólo sería posible si yo fuera un futbolista italiano. Pero no. Soy un poeta en medio del milagro de Medellín”

Tomado de: http://www.latinomadrid.com/noticia.php?id=8572

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada